Cargando...

Ley Orgánica 5/2021, de 22 de abril, de derogación del artículo 315 apartado 3 del Código Penal.

1. Publica el BOE de 23.04.2021 la Ley Orgánica 5/2021, de 22 de abril, de derogación del artículo 315 apartado 3 del Código Penal, habiendo tenido el art. 315.3 CP las siguientes redacciones y vigencias:

  • Desde el 24.04.2021: derogado.
  • Desde el 1.07.2015 al 23.04.2021: la dada por el art. único.169 de la Ley Orgánica 1/2015, de 30 de marzo, por la que se modifica la Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal:

«3. Quienes actuando en grupo o individualmente, pero de acuerdo con otros, coaccionen a otras personas a iniciar o continuar una huelga, serán castigados con la pena de prisión de un año y nueve meses hasta tres años o con la pena de multa de dieciocho meses a veinticuatro meses.»

  • Desde el 24.5.1996 hasta el 30.06.2015: la dada por la Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal:

«3. Las mismas penas del apartado segundo [prisión de tres años a cuatro años y seis meses y multa de doce a dieciocho meses] se impondrán a los que, actuando en grupo, o individualmente pero de acuerdo con otros, coaccionen a otras personas a iniciar o continuar una huelga.»

2. Esta norma, iniciativa del Grupo Parlamentario Socialista, incorporaba desde su proposición a la Mesa del Congreso el siguiente párrafo tercero del preámbulo, finalmente aprobado y ampliamente criticado:

«Con la crisis como oportunidad, desde la llegada al Gobierno del Partido Popular en diciembre de 2011, se inició un proceso constante y sistemático de desmantelamiento de las libertades y especialmente de aquellas que afectan a la manifestación pública del desacuerdo con las políticas económicas del Gobierno.

La reforma laboral, que prácticamente excluyó la negociación colectiva de los trabajadores y que devaluó o directamente eliminó otros muchos de sus derechos, no pareció suficiente y por ello se reforzaron, con ataques directos, todas las medidas que exteriorizaron el conflicto, utilizando la legislación en vigor, como la Ley Orgánica 4/2015, de 30 de marzo, de protección de la seguridad ciudadana, y el artículo 315.3 del Código Penal, en el corto plazo, y trabajando, en el medio plazo, para desplegar un entramado de leyes que asfixian la capacidad de reacción, protesta o resistencia de la ciudadanía y de las organizaciones sindicales, hacia las políticas del Gobierno».

Como puede comprobarse en las vigencias y redacciones, la Ley Orgánica 1/2015, de 30 de marzo, iniciativa del Gobierno de la X Legislatura, lo que hizo en relación al art. 315.3 CP fue rebajar la respuesta punitiva, como reconoce el propio preámbulo que nos ocupa tres párrafos después del polémico: «Si bien la Ley Orgánica 1/2015, de 30 de marzo, por la que se modifica la Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal, vino a mitigar la respuesta punitiva de la ley, la misma no da una respuesta proporcionada, ni añade nada nuevo ni necesario atendiendo a la finalidad que la norma atendía. Por ello, el artículo 315.3 del Código Penal debe desaparecer de nuestro ordenamiento punitivo, toda vez que el genérico delito de coacciones ya protege de manera adecuada la libertad de no hacer huelga».

 

2021-04-26T15:50:40+00:00 24 abril, 2021|Legislación|
X
X